Poison Garden o Jardín del Veneno
By Amanda Slater [<a href="https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0">CC BY-SA 2.0 </a>], <a href="https://commons.wikimedia.org/wiki/File:0_The_Alnwick_Garden.jpg">via Wikimedia Commons</a>

Poison Garden o Jardín del Veneno

The Poison Garden: Adéntrate en el Jardín más peligroso del mundo (si te atreves)

El Poison Garden o Jardín Venenoso en el Alnwick Garden en Inglaterra es hermoso – y está lleno de plantas que te pueden matar.

El Alnwick Garden es uno de los más bellos lugares de interés del norte de Inglaterra, donde acres de plantas de colores invitan a pasear por filas de rosas aromáticas, cuidados topiarios y fuentes con cascadas. Pero dentro de los límites de Alnwick, conservado detrás de unas puertas de hierro negras, se encuentra un lugar donde a los visitantes se les dice explícitamente que no paren y huelan las flores: el Poison Garden (Jardín del veneno), el hogar de 100 asesinos infames.

The Poison Garden: Adéntrate en el Jardín más peligroso del mundo (si te atreves)
By Amanda Slater [CC BY-SA 2.0 ], via Wikimedia Commons

En 1995, Jane Percy se convirtió en la duquesa de Northumberland, un condado en el noreste de Inglaterra, que se extiende hasta la frontera con Escocia, después el hermano de su esposo murió de forma inesperada. Con el título llegó el castillo de Alnwick, la sede tradicional del Duque de Northumberland (también sirvió como escenario de Hogwarts en las dos primeras películas de Harry Potter). Después la familia se instaló en el castillo, el marido de Percy le pidió que hiciera algo con los jardines, que en ese momento eran una silvicultura comercial en desuso que contaba con nada más que filas y filas de árboles de Navidad.

Tree Tunnel 4

“Creo que él pensó: ‘Eso la va a mantener entretenida, ella simplemente sembrará algunas rosas y ahí quedará la cosa,’ ” – dice la duquesa.

Pero Percy hizo algo más que sembrar algunas rosas. En 1996, contrató a Jacques Wirtz, un arquitecto paisajista que ha trabajado en el Jardín de las Tullerías en París y los jardines de la residencia del presidente de Francia, para ayudar a reimaginar el jardín de Alnwick. Hoy en día, los jardines abarcan 14 acres y atraen a más de 600.000 visitantes cada año, por lo que es una de las atracciones turísticas más populares de Norte de Inglaterra.

Te puede interesar  Las Máquinas de la Isla de Nantes

“Me di cuenta de que podía hacer algo realmente grande si tuviera un buen equipo”, dice la duquesa. Pero ella sabía que necesitaba más que un equipo, ella necesitaba algo para hacer que su proyecto destacase del resto de jardines que salpican el paisaje Inglés. “Si estás construyendo algo, sobre todo una atracción turística, tiene que ser algo realmente único”, dice ella. “Una de las cosas que odio en los tiempos que corren es la estandarización de todo. Pensé: ‘Vamos a tratar de hacer algo realmente diferente.'”

only dead fish swim with the stream

La duquesa pensó en crear un jardín boticario, pero un viaje a Italia le hizo cambiar de idea. Después de visitar los famosos jardines de los Medici, los cuales cultivaban plantas venenosas en ellos, la duquesa quedó cautivada con la idea de crear un jardín de plantas que podrían matar en lugar de curar. Otro viaje de ésta a la zona arqueológica del hospital más grande de la Escocia medieval – donde la duquesa se ​​enteró de esponjas soporíferas empapadas en beleño, opio y cicuta utilizados para anestesiar amputados durante las cirugías del siglo 15 – reforzó su interés en la creación de un jardín de letal plantas.

“Pensé, ‘Esta es una manera de interesar a los niños'”, dice ella. ‘A los niños no les importa que la aspirina viene de una corteza de un árbol. Lo que es realmente interesante es saber cómo una planta te mata, y cómo muere el paciente, y lo que se siente como antes de morir.'”

Así que la duquesa se ​​puso a recoger las plantas venenosas para su imaginado Jardín del Veneno. Durante la selección de las 100 variedades que eventualmente echan raíces allí, ella sólo tenía un requisito firme: las plantas tenían que contar una buena historia. Esto significa que los asesinos exóticos como la Brugmansia de América del Sur se mezclan con venenos más comunes, tales como los setos de laurel.

Te puede interesar  La Sala de Billar subacuática del Parque Witley
Alnwick Poison Garden

“Lo que es extraordinario sobre muchas plantas comunes es que las personas desconocen que son asesinas”, dice la duquesa. Los visitantes se sorprenden al saber que el seto de laurel, casi omnipresente en los jardines ingleses, puede ser altamente tóxico. Sin embargo, algunos visitantes han tenido experiencia con el lado siniestro del laurel – la duquesa ha escuchado hablar de cómo algunos conductores, después de cargar sus coches con el laurel podado para llevarlo al vertedero, se han quedado dormidos al volante de su coche por los humos tóxicos que las ramas emiten.

Poison Garden
Por: stepheneverettuk – All Rights Reserved

Debido a las cualidades peligrosas de las plantas, se les prohíbe a los visitantes del Jardín del Veneno oler, tocar o probar cualquiera de ellas. Sin embargo, incluso llevando cuidado, los visitantes pueden ser víctimas de las plantas. El verano pasado, siete personas según los informes, se desmayaron por respirar gases tóxicos mientras caminaban por el jardín. “La gente piensa que estamos siendo muy dramáticos cuando hablamos de [no oler las plantas], pero he visto los informes de salud y seguridad”, dice la duquesa.

Como parte de la misión educativa del Jardín del veneno, la duquesa cultiva una diversidad de drogas, desde el cannabis a la cocaína (derivado de las hojas de la planta de coca), que ella y los guías jardín utilizan como punto de partida para la educación sobre drogas. “Es una manera de educar a los niños sin que ellos se den cuenta de que están siendo educados”, dice ella.

The Poison Garden - Alnwick Gardens

Otras plantas venenosas del Poison Garden podrían ser menos conocidas para los visitantes, pero no son menos potentes. Una de las plantas favoritas de la duquesa es la Brugmansia, o la trompeta de ángel, un miembro de la familia Solanaceae (que incluye la belladona – esta última de Europa-) que crece en estado silvestre en América del Sur. “Es un afrodisíaco increíble si consigues que no te mate”, dice, explicando que las damas victorianas solían mantener una flor de la planta en sus mesas de juego y añadían pequeñas cantidades de su polen a su té para incitar a un viaje similar al del LSD. “[La trompeta de ángel] es una forma increíble de morir porque es muy indolora”, dice la duquesa. “Un gran asesino suele ser un afrodisiaco increíble.”

Ya sea una planta que mata de placer o de dolor, los visitantes pueden dar por seguro salir del Poison Garden con una anécdota divertida. “La mayoría de las plantas que matan son muy interesantes”, dice la duquesa.

Te puede interesar  Fuerte Marino de la Era Victoriana Reconvertido en Hotel de lujo

Fuentes: smithsonianmag

¡Suscríbete gratis a ViajerosDelMisterio!

Recibe por correo electrónico las actualizaciones y noticias de la web, así como artículos interesantes que pueden interesarte. ¡No te pierdas nada, te avisamos!



Viajeros

Usuario "oficial" de la web ;) Apasionado de la naturaleza y los viajes.By Viajeros del Misterio en Google

Leave a Reply

¿Dejas un comentario? :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of
Cerrar menú
×

Carrito