Tumba de George Spencer Millet: Muerte a besos

 

Tumba de George Spencer Millet

George Spencer Millet debe de estar revolcándose en su tumba, pues su familia decidió incluir esta pepita de información en su lápida: «Perdió la vida de una puñalada al caer sobre un borrador de tinta, esquivando a seis jóvenes que intentaban darle besos de cumpleaños en la oficina Metropolitan Life Building».

George Spencer Millet era un chico de 15 años que trabajaba en el Metropolitan Life Building de Nueva York como oficinista. Aunque sólo llevaba dos meses empleado allí, sus modales amables y su tez blanca «le convirtieron en el niño mimado de todas las taquígrafas», escribió el Times.

Tumba de George Spencer Millet: Muerte a besos 1

El 15 de febrero de 1909, Millet llegó a la oficina y mencionó casualmente que ayer cumplía 15 años.

«Al instante, las chicas empezaron a burlarse de él. Le dijeron que en tal ocasión se merecía un beso, y cada una de ellas juró que en cuanto terminaran las horas de oficina le besaría una vez por cada año que hubiera vivido. Él declaró riendo que ninguna chica se le acercaría, y se burlaron de él todo el día,» decía el artículo del Times.

Apenas habían dado las 4:30, anunciando el final de la jornada laboral, cuando las chicas se abalanzaron sobre él con la intención de asfixiar al desafortunado adolescente a besos. Millet intentó zafarse y, en el alboroto que siguió, Millet se tambaleó de repente y, al caer, gritó: «Me han apuñalado».

Tumba de George Spencer Millet: Muerte a besos 2

Una de las chicas corrió en su ayuda, pero la visión de la sangre que manaba de su herida fue tan traumática para ella que se desmayó. Llamaron al médico del departamento médico de la empresa y a una ambulancia. Pero Millet murió de sus heridas de camino a casa.

La policía detuvo inicialmente a una tal señorita Robins, taquígrafa de 23 años y una de las chicas que perseguían y se burlaban de Millet aquel día. Robbins explicó que, justo antes de que las chicas intentaran acorralarle, vio que Millet sostenía un «borrador de tinta de cuchillo» de quince centímetros de largo, y creyó que fue esta herramienta de filo cortante la que se le clavó en el costado y le atravesó el corazón. Un rápido examen del cadáver confirmó este hecho: efectivamente, en el bolsillo del abrigo de Millet había un cuchillo como el descrito por la señorita Robbins, y la herida de su cuerpo coincidía con el arma accidental.

Cuando quedó claro que la muerte de Millet fue un terrible accidente, se retiró la acusación contra la señorita Robbins. Millet fue enterrado en el cementerio Woodlawn del Bronx. Lo lamentable, aparte de su trágica muerte, es que su familia decidiera grabar en su lápida una descripción de la vergonzosa naturaleza de su muerte, sin la cual, por supuesto, este artículo no habría sido posible.

Travelers' Map is loading...
If you see this after your page is loaded completely, leafletJS files are missing.

Fuentes: www.amusingplanet.com



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 15 suscriptores

¿Nos cuentas algo? :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.