Grutas de Dunhuang – Pasajes ocultos, textos secretos y ladrones de oro

Grutas de Dunhuang – Pasajes ocultos, textos secretos y ladrones de oro

Grutas de Dunhuang

Situadas en el noroeste de China, las cautivadoras y antiguas Grutas de Dunhuang, excavadas en la montaña a lo largo de cientos de años, guardan fascinantes misterios en su interior. Un viaje a lugares fascinantes que nos aportará conocimiento de la historia, y nos transportará a la época en que los viajeros de la ruta de la seda hacían negocios en la región. Grutas, oasis, ciudades,…

Las Grutas Mogao son un conjunto de 492 templos, construidas en las laderas de la colina de Mingsha, situadas en un punto estratégico, la “Ruta de la seda“. Se extienden a lo largo de 1,6 km, algunas tienen 3 o 4 pisos, de tamaño y formas diferentes, el sitio está muy bien conservado, las cuevas en si son un auténtico museo, su interior está decorado con frescos murales y con unas 2.400 estatuas, el tamaño varía de unos centímetros a casi 30 metros de alto, están situadas a 25 Km de la ciudad de Dunhuang, en la provincia de Gansu – China-.

Entrance to the Mogao Caves

Las Grutas de Dunhuang en Gansu son la arqueológica cueva de Aladino, dice Erik Nilsson. Un viaje a través de las Grutas de Dunhuang de la provincia de Gansu es un viaje no sólo allí sino también a través del tiempo.

Visitar las cuevas ofrece una aventura arqueológica que podría estar a la altura de una película de Indiana Jones – repleta de pasajes ocultos, textos secretos y cuentos de ladrones de oro – que da una idea de la evolución cosmopolita de este antiguo nexo de la Ruta de la Seda.

Grutas Mogao - Grutas de Dunhuang
Las Grutas de Dunhuang, son un tesoro con más de 2.000 estatuas y 45 kilómetros cuadrados de murales, que data de hace aproximadamente 1.000 años. (Zhizheng Cao / Foto Noticias de Asia)

Eso es porque el panal de cavidades que salpica el acantilado frente a la Montaña de Arena Resonante en la actual provincia de Gansu, se ha tallado durante más de un milenio – es decir, las cuevas fueron, en el sentido más verdadero, formadas por épocas, las cuales fueron excavadas y renovadas.

Las cámaras se convirtieron sin querer en cápsulas de la evolución histórica del Noroeste de China desde el momento en que el primer cincel se posó en el exterior de piedra arenisca de la peña en el año 366 d.C.

DSC_0238

Leyenda del monje Yue Zong

Según la leyenda, estaba el joven monje Yue Zong sentado quemándose bajo el abrasador sol del desierto en la orilla del río frente a la montaña, admirando el excepcional paisaje feng shui. El anochecer comenzó a caer sobre el horizonte, y decidió cavar una vivienda en el punto por debajo de donde el sol se hundía en la cima del acantilado.

En el horno calentado por el sol del antiguo desierto del noroeste de China, un agujero en la pared – o una caverna en una pared de roca – fue la primera propiedad.

Gobi Desert

El atractivo de esos bienes tentó a otros a copiar la idea de Yue a lo largo de los siglos siguientes, y por los años 1400, la peña se había quedado en un compuesto de 735 grutas. Durante generaciones, estas cámaras han sido cohabitadas por un elenco de nobles ricos, monjes, artesanos, refugiados de guerra y deidades budistas de piedra.

Su legado se conserva en las más de 2.000 estatuas y 45 kilómetros cuadrados de murales que han sobrevivido hasta nuestros días.

20160509_China_6164 Dunhuang sRGB

Algunas de las cuevas

Y las 30 cavernas que están abiertas al público revelan una sección transversal de los milenios transcurridos desde que Zong Yue vio esa puesta del sol sobre la Montaña de Arena Resonante.

Mogao Caves
Por: av320phileCC BY-NC-SA 2.0

La cueva Nº 96 del Buda de piedra de 35,5 metros de altura, por ejemplo, fue construida en el año 700 AD (Anno Domini) (d.C) durante la Dinastía Tang (618-907 AD), pero fue repintado en la Dinastía Qing (1644-1911 AD). Su cara fue reconstruida en el período de la República (1911-1949 AD). Sus manos fueron reemplazadas en 1997.

El techo de la torre de siete pisos construido para cubrir la extensión del alojamiento de la estatua fue construido entre 1928-1935, y nuevas medidas se añadieron entre el 1963 y 1987.

20160509_China_6159 crop Dunhuang sRGB

Mientras que el cuerpo del segundo mayor Buda de las grutas, una escultura de piedra de 26 metros de altura de la Dinastía Tang, es totalmente original, aparte de su cinturón y la mano derecha (los estudiosos llaman a la mano izquierda la más bella en toda china), el resto de la cueva Nº 130 fue adornada durante diferentes períodos. Los murales en las paredes se pintaron durante la temprana y tardía Dinastía Tang, y la Dinastía Song (960-1279), mientras que el suelo de baldosas vino de las épocas Song y Jin (1115-1234).

Aquellos quienes están familiarizados con la historia del arte chino – y aquellos que esperan llegar a estarlo – apreciarán los estilos distintivos de las diferentes épocas manifestándose en los adornos de las cuevas.

La caverna o cueva Nº148 del Buda reclinado de 15 metros de largo, construida por los devotos de la familia Li en el año 776, fue cincelada para tener un techo en forma de arco semejante a los antiguos ataúdes de la época. Y los rostros de figuras de mujeres que se encuentran en la Nº217 presentan un doble mentón, ya que una figura corpulenta era considerada hermosa en la próspera Dinastía Tang.

Mogao Caves

La Nº419 es el hogar del Buda de los 1000 brazos popular durante la Dinastía Sui (581-618 AD), cuando el budismo floreció en el país.

Buda de los mil brazos, Grutas Mogao - Grutas de Dunhuang
Buda de los 1000 brazos, dinastía Ming, templo Shuanglin de Pingyao, provincia de Shanxi

Mientras que la Nº275 contiene un Buda de 3,4 metros de altura con las piernas cruzadas humildemente vestido, formado de acuerdo al estilo de los Tres Reinos (Three Kingdoms) (220-280 AD) período en que fue tallado.

Además de exhibir el desarrollo de la China Dinástica, las cuevas en forma de hoyuelo de la Montaña de Arena Resonante también revelan las historias de las 36 naciones que una vez viajaron a, y vivieron y negociaron en, este centro comercial de la Ruta de la Seda.

Las pinturas de la Dinastía Wei Occidental (Western Wei Dynasty) (535-556 dC) y estatuas de la época Qing en la cueva Nº249 muestran indios entremezclándose con grupos étnicos locales, mientras que Buda está vestido con una túnica Griega y está al lado de un dios hindú con 13 cabezas y un cuerpo de serpiente.

rtw - 1360

Y los Budas de la Dinastía Sui en la Nº292, están revestidos en antiguos trajes persas coloreados con pigmentos afganos – con un valor superior al oro en ese momento. El oro, también fue utilizado en trabajos de arte de esta caverna, pero fue hace mucho tiempo despojado por los ladrones.

Pero la verdadera joya oculta arrebatada del tesoro de las grutas fue la biblioteca secreta de la cueva Nº17.

Extranjeros irrumpieron en la colección de más de 40.000 escritos y obras de arte, que abarcan varios siglos y lenguas, en 1900 – el año que la colección fue descubierta detrás de una puerta secreta construida en la pared de la caverna cerca de nueve siglos antes. Cerca de 10.000 de los artefactos se encuentran todavía en China, mientras que, del resto, la mayoría están en Japón, Rusia y Estados Unidos.

敦煌莫高窟 (Dunhuang  Mogao Grottoes)

A día de hoy, nadie sabe por qué el monje Bian Kong – cuyas cenizas se combinan en una estatua de su imagen en la cueva – escondió estas obras maestras en el compartimiento oculto en torno al año 1035. La mayoría de los expertos teorizan que era para proteger el material efímero de la inminente invasión del Rey de Xixia. Si ese es el caso, funcionó, pero Hong probablemente tenía pocos indicios que eventualmente unos extranjeros cogerían las obras casi un milenio más tarde.

Pero incluso sin la biblioteca, la riqueza de los tesoros históricos que se encuentran en las Grutas de Dunhuang la convierten en la arqueológica cueva de Aladino (la historia se fija realmente en una ciudad sin nombre del desierto chino antes que en el Medio Oriente.)

Así los visitantes de estas cavernas de los acantilados pueden descubrir el pasado y el presente del noroeste de China moldeados ambos por, y en, las arenas del tiempo.

Buddhist statues (Mogao caves), Dunhuang, Xinjiang

Lago de la Media Luna

Una brizna de reluciente plata en la inhóspita letal arena.

Dejando a un lado las Grutas de Dunhuang pasamos a otra impresionante estructura de la zona, el lago de la media luna o luna creciente. El agua ha dirigido por miles de años las corrientes de desarrollo en la ciudad de Dunhuang, provincia de Gansu – el único oasis en el desierto en cientos de kilómetros en cualquier dirección, a trote de camello.

dscn1484.jpg

La pieza central de la freática ciudad es el Lago de la Luna Creciente, una curvada franja acuática brillante en las grietas de varias dunas.

Estos bordes acuáticos del lago son esquilmados por zonas verdes, más allá de las cuales la dura arena amarilla del desierto de Gobi se entremezcla en dunas por unos 200 km al sur. Sin duda, esta isla de exuberancia parece tan surrealista y fuera de lugar en las tierras áridas que parece como si se tratara de un espejismo.

El lago de la media luna es una de las atracciones importantes de Dunhuang, está a unos cinco km al sur de dunhuang, en la montaña Mingshan, el desierto se encuentra con el oasis de la forma más dramática. La mayor sorpresa de desierto, llamada así por su similitud a una luna nueva. De casi 100m de largo, 25m en su lugar más ancho y 5m en la parte de mayor profundidad, esta fuente, de tamaño nada extendido, logró sobrevivir hasta hoy en este desierto, donde se registra una evaporación cien veces mayor que la precipitación, sin ser secada ni cubierta por las arenas, convirtiéndose en un auténtico milagro de la estructura geológica.

La topografía de este paisaje árido tiene la forma de las espaldas de los camellos que con paso pesado cruzan sus laderas. Los visitantes pueden explorar las dunas de arena mientras están sentados entre las jorobas de estas criaturas malabares.

Singing Sand Mountains & Crescent Moon Spring, Dunhuang, Gansu

 

Vista del lago en primer plano, la ciudad en segundo y el desierto en el fondo

Y es esta topografía la que ha protegido al lago de ser tragado por las frecuentes tormentas de arena de la zona. Los vientos rugientes – de donde las Montañas de Arena resonantes (Mingshashan) toman su nombre – siempre soplan de este a oeste y de pico a pico entre las dunas. Esto hace que las partículas de arena vuelen, en lugar de caer, sobre el agua.

Pero mientras que el Lago de la Media Luna no está en peligro de ser cubierto desde arriba, está siendo succionado en las profundidades. Las aguas subterráneas de Dunhuang – alimentadas por unos 20 minutos de lluvia al año – se han convertido en un recurso aún más escaso conforme la sed de la ciudad debida al desarrollo continúa rápidamente absorbiéndolo. Durante las últimas décadas, esto le ha causado al estanque reducirse a un charco de lo que fue.

Crescent Moon Lake

Sin embargo, la carencia de agua del Lago de la media Luna puede ser evitada por las campañas en curso del gobierno municipal para limitar la población de Dunhuang a 800.000 en el área mayor, y prohibir la perforación de nuevos pozos y el cultivo de nuevas tierras.

A pesar de su pequeño tamaño, el lago sigue siendo una gran atracción para los visitantes.

A diferencia de los viajeros de la época de la Ruta de la Seda que llegaban al pozo de agua para saciar su sed física, los turistas contemporáneos vienen a beber en el paisaje.

Pero el refresco líquido sigue disponible – este oasis tiene su propia caseta de bebida, una pagoda que ofrece zumo de albaricoque cocido, una especialidad local escogida por los lugareños por sus cualidades hidratantes.

Crescent Lake

Y los visitantes no querrán estar sedientos mientras suben desde el lago con esfuerzo por las dunas. Es una dura subida a la cima, ya que en cada paso las piernas se entierran en la arena hasta los tobillos. Los vendedores, cerca de la base alquilan botines de tela, hasta la rodilla, de color naranja neón, que – además de hacer una declaración de moda de algún tipo – mantienen al desierto fuera de los zapatos del portador.

 

Aunque las distancias hacia arriba y hacia abajo de las pilas de arenas son iguales, el viaje de regreso se hace mucho más rápido con un “trineo de arena”. Los visitantes pueden saltar a bordo de un trineo de bambú y deslizarse por la pendiente, dejando un rastro detrás de ellos.

Ya sea por trineo, a pie o en camello – o por los tres – la exploración de este oasis es una necesidad para cualquier viajero en Dunhuang.

Crescent Moon Lake

Como un manantial de belleza escénica y cultura histórica, el Lago de la Media Luna brilla como una atracción para los visitantes de Gansu que hace contrapunto a los desiertos desolados.

Todo el mundo está invitado a esta fiesta de disfraces de la Ruta de la Seda.

Dunhuang en la provincia de Gansu, espera recuperar sus días de gloria mediante la reconstrucción de la antigua ciudad – y lo hará siguiendo los planos de la era dinástica encontrados en la biblioteca secreta de un misterioso monje escondido en una cueva en 1035, dice el gobierno local.

El mayor proyecto de Dunhuang en los tiempos modernos tiene la intención de “crear una fiesta de rol para la gente contemporánea”, dice el CEO of J.A.O. Design International Architects Ltd James Yao.

“Estamos tratando de crear un parque temático que sea también una forma de vida”, dice.

“No es difícil recrear las antiguas estructuras. La parte más difícil es volver a crear un estilo de vida – para construir un lugar donde puedas caminar a través de la puerta hacia la Dinastía Han (206 aC-220 dC)”.

Para ello, los planificadores están pensando tener visitantes que intercambien su dinero moderno por monedas antiguas y cambien su ropa contemporánea por el traje de la época Han, al entrar en la ciudad.

Vista interior de la ciudad

Yao dice que se inspiró para el concepto en la moderna tradición de los EE.UU. de la Fiesta Toga, en la que se visten con las antiguas túnicas romanas.

 

“Quiero tener una Fiesta china de Toga, y todos están invitados”, dice Yao.

El proyecto abarcará una séptima parte de los 7 kilómetros cuadrados de la ciudad de 5.000 habitantes. Costará 3 billones de yuanes ($ 451 millones) y tomará cinco años en completarse, dice Qi Xingji, el planificador comisionado de Dunhuang.

“Estamos tratando de crear la combinación adecuada de instalaciones modernas y estilos de vida antiguos”, dice Yao.

La idea es mostrar el resultado de 1.000 años en tres días, dice.

dscn1464.jpg

Para encontrar la mejor forma de hacerlo, J.A.O. Design distribuyó más de 500 encuestas a la población local y visitantes.

La esperanza, dice Sun Yulong Presidente del Partido de la ciudad, es crear una mayor capacidad de estancia para viajes a las Grutas de Dunhuang, el Lago de la Media Luna y la terminal occidental de la Gran Muralla Han. Las visitas actualmente duran un promedio de dos días.

“Habría una gran diferencia en la prosperidad de nuestra ciudad si podemos conseguir que la gente permanezca uno o dos días más”, dice Sun.

“Y este proyecto de reconstrucción de la ciudad antigua es nuestra mejor opción para hacer que esto suceda.”

El turismo es la industria Nº1 de Dunhuang, que representa alrededor del 30 por ciento de la economía local, según datos del gobierno.

El diseño del proyecto de reconstrucción se basa en los documentos antiguos de planificación urbana descubiertos en 1900 en la biblioteca secreta de Hong Bian. Por razones aún desconocidas, el monje escondió los registros, detrás de una pared falsa en la Cueva nº 17 de las Grutas de Dunhuang”, hace casi 1.000 años.

La ciudad reconstruida contendrá seis zonas, dice Qi. Habrá un área de monasterio budista, un museo y un área de exposición internacional, una casa de huéspedes, un hotel, y área de servicio, una zona comercial y de transacción, un área de actuación dedicada a las tradiciones locales, y un parque industrial de distrito central.

Crescent Lake, Dunhuang, Gansu, China

Sun dice que espera que la nueva atracción atraiga a los turistas no solo locales sino también extranjeros.

“Dunhuang es el punto de encuentro central de China y Asia Central”, dice Yao.

“Estamos tratando de recrear los 36 estilos de vida de las 36 naciones que una vez que convergieron aquí. Esta fusión histórica de culturas debe ser recreada”.

Durante las dinastías Han y Tang (618-907), la ciudad fue el único oasis en la franja de desierto entre Asia Central y la antigua capital de Xian (entonces llamada Chang’an). El nexo de la Ruta de la Seda también hospedó la mayor proporción de residentes extranjeros en China.

“Si China quiere influir en el mundo otra vez, las culturas tienen encontrarse”, dice Yao.

“Y no hay mejor lugar para esto que Dunhuang.”

034 - Crescent Moon Lake, Mingsha, Dunhuang

Vídeos de las Grutas de Dunhuang

Mapa del lugar

Viajeros

Usuario "oficial" de la web ;) Apasionado de la naturaleza y los viajes.By Viajeros del Misterio en Google

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre