La Ermita de San Columbano, el aislamiento llevado al límite
Eremo di San Colombano

La Ermita de San Columbano, el aislamiento llevado al límite

La Ermita de San Columbano

A medida que circulas por el Passo Pian delle Fugazze en Italia, entre Vivenza y Rovereto por primera vez es posible que te sorprendas. El valle Leno de la provincia de Trento es el hogar de la Ermita de San Columbano. Seguramente esperas que una ermita sea algo fuera de lo común, pero esto lleva el aislamiento a un nuevo nivel – literalmente.

A ciento veinte metros sobre un acantilado, aparentemente tallada en el lateral del profundo valle, la ermita es claramente visible. Sin embargo, también envía un mensaje claro de que fue construida por una razón específica… para sacar a sus habitantes lejos del mundanal ruido de abajo. Fue pensada para ser un lugar aislado de contemplación espiritual. Una vez fue asolada por dragón molesto, es decir…

Eremo di San ColombanoCrédito de la imagen a imagea.org

La Ermita de San Columbano fue construida hace casi 700 años, en 1319. Lleva el nombre del Santo Irlandés: Colombano en italiano y Columbano en castellano. Se dice que viajó extensamente por la zona a finales del siglo sexto y principios del séptimo y fundó el cercano monasterio de Bobbio.

La santa llegó a Italia después de castigar a un rey Teodorico, por adulterio. Columbano encontró una cálida bienvenida por parte del rey de los lombardos, que le asignó una parcela de terreno en Bobbio donde fundó el monasterio nuevo y llegó hasta al final de sus días el 21 de noviembre 615.El edificio se ve como si estuviese excavado directamente en la roca y de hecho lo está. El visitante debe pasar por la garganta Leno y luego subir unos precarios 102 escalones ascendentes en la garganta. Se dice que el santo mató a un dragón terrible que había pillado saqueando la zona. La cueva había sido su guarida, y una vez sacrificado, el lugar se convirtió en un lugar de peregrinaje.El río Leno, ciento veinte metros por debajo había sido el lugar del bautismo de los niños de la zona. Durante la ceremonia del bautismo el dragón habría descendido en picado, y arrebatado a los niños, habría regresando con ellos a su guarida devorándolos allí. La batalla fue épica, pero Colombano finalmente destruyó a la criatura.

San Colombano hermitageCrédito de la imagen a Cristina Core

Aunque la ermita no se construyó hasta siglos después de la muerte del santo, estuvo en uso como ermita desde mediados del siglo ocho. La ermita como la vemos ahora tuvo su inicio en 1319 y estuvo en uso hasta 1782. Este año vio la prohibición de la Iglesia Católica de la práctica eremítica. Se dejó en manos de la población local su cuidado – y lo hicieron lo mejor posible. Sin embargo, hizo falta una amplia renovación antes de su reapertura en 1996.

El interior es el que estaba en la más absoluta necesidad de renovación y muchos frescos ya han sido devueltos, lo más que se ha podido, a su antigua gloria. También puedes ver las pintadas de siglos de peregrinos que llegaron a la ermita. Los frescos son la batalla entre Colombano y el dragón, así como una representación del paraíso – lo que esperaría a los peregrinos si llevaban una buena vida.

Cada Navidad, una pequeña pero sugerente procesión de antorchas recorre las escaleras a la Ermita de San Columbano recreando los últimos pasos de los peregrinos mientras subían las empinadas escaleras excavadas en la roca para presentar sus respetos al santo mata dragones.

Vídeos de la Ermita de San Columbano

¡Gracias a…

los usuarios de Flickr querin.rene, giacomoraffo, zambi74 y Elwyng por permiso para utilizar sus increíbles fotografías! No dudes en visitar sus cuentas.

 

Visto en The Hermitage of San Colombano

Viajeros

Usuario "oficial" de la web ;) Apasionado de la naturaleza y los viajes.By Viajeros del Misterio en Google

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre