¡Gracias por tu visita!

Consejos para tu primer viaje a París

 

Cómo evitar el síndrome de París. Consejos para tu primer viaje a París y evitar la decepción

París tiene una reputación tremenda para vivir. Su mera mención evoca imágenes de la Torre Eiffel brillando con luces doradas, sorprendentes estatuas y monumentos, catedrales y la mejor comida, vino, arte y moda del mundo. La Ciudad de la Luz ha sido fotografiada, escrita, cantada, filmada y rapsodizada más que casi cualquier otra ciudad en la Tierra. Entonces, tal vez no sea sorprendente que de los millones de visitantes de París cada año, un número sustancial de personas se desilusione.

Incluso hay un nombre para la decepción que los turistas experimentan cuando su visión de París choca con la realidad: el Síndrome de París . Este término fue acuñado para describir la decepción que sienten algunos turistas japoneses, pero es un fenómeno que pueden experimentar los visitantes de todos los orígenes. Puede ser que te encuentres una ciudad mucho más seca, más sombría, más ruidosa, más oscura y más concurrida que el París tu imaginación.

París no es el cielo, pero es hermoso y ofrece mucho para explorar. Con la preparación adecuada para tu viaje, puedes evitar el Síndrome de París y disfrutar del verdadero París.

Si sueles seguir blogs de viajes o sueles ver opiniones de viajeros para planificar tus salidas habrás leído a mucha gente poner que su primer viaje a París fue decepcionante. Muchas personas tienen la idea en su cabeza de que París es un lugar mágico y cuando llegan no está a la altura de su imaginación. En los casos extremos, algunas personas incluso experimentan el Síndrome de París, un trastorno mental causado por el impacto extremo de darse cuenta de que el París real es muy diferente de su fantasía de París.

Me gustaría compartir algunos consejos que algunas personas aprenden durante su visita, así que sigue leyendo si quieres estar seguro de evitar el Síndrome de París. ¡No quieras estar alucinando o desmayándote en lo que deberían ser unas vacaciones agradables!

Paris - View of the Champ de Mars from the Eiffel Tower
Crédito de la imagen: meenaghd License Attribution-NonCommercial License

Consejos para tu primer viaje a París: Baja tus expectativas

Seriamente. París es rica en cultura e historia, pero también tiene problemas. Al igual que otros destinos turísticos con mucho tráfico, encontrarás multitudes, revendedores y vendedores ambulantes en las calles, y una actitud hostil o resentida hacia los turistas de algunos nativos. Como cualquier gran ciudad del mundo, no estará tan limpia ni tendrá un olor tan fresco como imaginas. En algunos comentarios algún visitante comenta:

“Mi primera vez, tuve una experiencia extraña y desagradable: estaba a tientas mientras veía la Torre Eiffel por la noche (a las pocas horas de llegar a París), y vimos una pelea violenta entre dos hombres en la calle cuando dejábamos nuestro hotel.”

thexenophilelife

Así que no dejes que todas las fotos y representaciones de medios que has visto te engañen, ¡asegúrate de moderar tus expectativas en París!

Dale a París el tiempo que se merece.

Dentro de los consejos para tu primer viaje a París se encuentra algo básico. No vayas con prisa buscando experimentar mucho en poco tiempo; asegúrate de darle al menos tres o cuatro días a París. Si vas con poco tiempo, y te vas dando cuenta en lugar que no vas a tener suficiente tiempo para ver todo hará que esperar en la cola para ciertas atracciones sea aún más frustrante.

Si vas pensando en ver cosas concretas planifica muy bien el tiempo, incluyendo tiempo medio de espera en restaurantes y atracciones, dado que te puedes llevar una sorpresa que te genere frustración al darte cuenta de que te vas a dejar cosas sin ver. Habrá entradas y restaurantes que puedas reservar en línea lo que ayudará a controlar un poco más el tiempo.

Desde aquí ya te avisamos que quieras o no en un solo viaje de 3-4 días no tendrás tiempo suficiente para ver todo lo que esconde París, quizás sí las atracciones más turísticas, pero no el alma de París. Así que ve concienciándote de tener varios viajes preparados.

Decide cuál es la mejor manera de experimentar la Torre Eiffel.

No te puedes perder la Torre Eiffel mientras estés en París, pero asegúrate de pensar cómo quieres vivirla. ¿Quieres ir a la cima para las vistas? ¿Pagarás por eso (y esperarás en la cola perpetuamente larga) o eres lo suficientemente valiente como para subir las escaleras? ¡Podrías sudar un poco, pero probablemente también llegarás a la cima más rápido que si esperaras en la cola del ascensor! Y si tienes otras prioridades en París, siéntete libre de no pasar por la cima (¡no es un pecado no subir!)

Toneladas de guías recomiendan ver la Torre Eiffel desde el Trocadero. La vista es agradable, pero definitivamente te molestarán los vendedores ambulantes y ¡estará tan lleno! Como alternativa mucho mejor: relájate en el césped del parque Champ de Mars. Puedes comer algún tentenpie que lleves, observar a la gente, dibujar y pintar con acuarelas, y ver cómo se pone el sol, con sus colores que perfilan la hermosa torre Eiffel.

¡Es una experiencia tan encantadora y relajante que la repetirás si vuelves a París! Si vas por la noche, puedes ver la hermosa puesta de sol y luego quedarte por la noche para ver cómo se ilumina la Torre Eiffel, ¡y luego tintinear cada hora en punto durante diez minutos!

Aprende un poco de francés

Quizás dentro de los consejos para tu primer viaje a París este no esté dentro de los más queridos para aquellas personas a las que les aterran los nuevos ideas. Si visitas por primera vez la ciudad y no tienes pensado volver probablemente no esté entre tus prioridades aprender algunas palabras en un idioma que no dominas para estar tan poco tiempo. Otras personas piensan o han escuchado que los franceses realmente no aprecian a los turistas que intentaban aprender o usar su idioma, si lo comparamos que con personas de otros países o idiomas extranjeros.

Es posible que esto último pueda ser cierto, pero los modales también son muy importantes para los franceses. Así que probablemente descubras que usar el francés para algunas frases clave – buenas noches, buenos días, gracias, discúlpeme – (incluso para aquellos franceses que hablan inglés) te ayuden a que algunas de tus interacciones sean más fáciles.

Puedes usar la aplicación Memrise para aprender algunas frases clave. Estas son algunas palabras que te pueden resultar útiles para moverte por las calles

FraseTraducción
BonjourHola
BonsoirBuenas tardes
Bonne Journée or Bonne SoiréeTen un buen día o Buenas tardes
Excusez MoiDisculpe
PardonPerdón
Oui / NonSí / No
Monsieur / MadameSeñor / Señora
Parlez-vous anglais?Tu parles espagnol?
Où sont les toilettes?¿Dónde está el aseo?
Je prends celui-ci, s’il vous plaît.Me gustaría comprar este, por favor. (Mientras indicas lo que quieres
Un billet, s’il vous plaîtUna entrada por favor
Ça coûte combien?¿Cuánto cuesta?
MerciGracias
Au RevoirAdiós
Passing Louvre
Crédito de la imagen: Lima Pix License Attribution License

Mira más que solo la Mona Lisa en el Louvre

Lo entiendo, la Mona Lisa está en la lista de todos, ¡pero no te olvides los miles de otros tesoros que hay en el Louvre cuando vayas! Puedes consultar alguna guía de arte antes de ir para preparar el terreno si necesitas ayuda para empezar.

No pases por alto los museos más pequeños

Casi todo el mundo visita el Louvre en París, pero si no eres un gran amante del arte, puede que sea demasiado para ti. Dos sugerencias para tener en cuenta serían el Musée de l’Orangerie, un maravilloso museo con información sobre muchos artistas que trabajaron en París y dos asombrosas habitaciones con pinturas de lirio acuático de Monet en 360 grados, y el Musée Rodin, un elegante hotel con hermosos jardines que Alberga obras de Auguste Rodin y otros escultores asociados a él.

Camina en lugar de tomar el metro siempre que sea posible

París es muy fácil y muy agradable para caminar. Puedes comenzar con un paseo por el Sena, seguro que lo agradeces. El Metro, por otro lado, definitivamente no es el más limpio ni el mejor que puedas encontrar. Tu experiencia mejorará si te inclinas a caminar por la ciudad cuando sea posible. ¡Empaca un par de zapatos cómodos y un buen mapa de la ciudad (o usar google maps) y sal a explorar!

Salir de la ciudad

Hay un montón de excelentes opciones para realizar excursiones de un día fuera de París: un día en Versalles, un viaje a la casa de Monet en Giverny o visitar la Catedral de Chartres, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si tienes suficiente tiempo, quizás quieras hacer un viaje de un día para tomar un pequeño descanso de la ciudad. El aire fresco te hará bien, ¡y hay muchos lugares encantadores para explorar! Si en tu viaje solo vas a estar en París y no vas a viajar a ningún otro lugar de Francia, hacer un viaje de un día puede ayudar a ampliar un poco tu visión del país, lo que sin duda es algo bueno.

Busca la belleza que más te atraiga

París tiene muchos lugares encantadores, incluso aunque muchas puedan estar más sucios o ser menos agradables de lo esperado. Investiga un poco antes de ir: consulta guías de viaje, Instagram, Pinterest, etc. para encontrar los lugares que más te interesan, y no sientas que tiene que ir a hacer “cosas que tienes que hacer en París” de otras personas.

Puedes leer sobre las bibliotecas de París antes de ir y pasar así del bullicio de las calles a la tranquila Biblioteca Mazarine por unos minutos por ejemplo, lo que puede que disfrutes bastante. Hay gente que en su primer viaje se pierde Sainte-Chapelle, y en su segundo viaje afirma que es impresionante. Si los preciosos colores pastel de los macarons apelan a ti, encuentra una panadería.

Si eres un romántico de corazón, encuentra el puente actual del “candado del amor” y toma algunas fotos (aunque quizás sea bueno que evites poner un candado, ¡no les gusta!). Si prefieres la moda o ir de compras, echa un vistazo a las boutiques del “triángulo de oro”.

Hay infinitas posibilidades, así que asegúrate de adaptar tu experiencia de París a lo que más te interese.

Paris

Sal por la noche a experimentar la Ciudad de la Luz

No entenderás por qué se le llama a París “Ciudad de la Luz” hasta que hayas salido de noche a caminar por el Sena o por delante de cafés parisinos. La ciudad parece mucho más tranquila, y a veces casi mágica, por las noches, y con todo iluminado, es realmente encantador. Asegúrate de planear un tiempo por las tardes para pasear o ver algunos de los lugares más emblemáticos de París, como Notre Dame, la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo, que se ilumina por la noche en lugar de durante el día.

Paris - Latin Quarter - Shakespeare and Company

Shakespeare and Company del Barrio Latino sirve como librería independiente y biblioteca de préstamos, especializada en literatura en idioma inglés. El piso de arriba también sirve como un dormitorio improvisado para los viajeros, conocido como “tumbleweeds”, que se ganan la vida trabajando en la tienda durante un par de horas cada día.

Bajo Sylvia Beach, quien dirigió la tienda desde 1919 hasta 1941 cuando estaba ubicada en 12 rue de l’Odéon, Shakespeare & Company fue considerada el centro de la cultura literaria anglo-estadounidense en París, visitada por autores de la “Generación Perdida”. como Ernest Hemingway, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein y James Joyce. Fue Beach quien publicó por primera vez el libro de Joyce, Ulises, en 1922. El libro se prohibió posteriormente en los Estados Unidos y el Reino Unido. La tienda original se cerró en diciembre de 1941, durante la ocupación de Francia por las potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial y nunca se volvió a abrir.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el expatriado estadounidense, George Whitman, comenzó a administrar una pequeña biblioteca y una librería desde su habitación de hotel en Boulvard St-Michel. En 1951, compró un pequeño apartamento enfrente de Notre Dame de Paris en la 37 rue de la Bûcherie para ejecutar su operación bajo El nombre de Le Mistral. Tras la muerte de Sylvia Beach, cambió el nombre a Shakespeare & Company. En la década de 1950, la tienda sirvió de base para muchos de los escritores de Beat Generation, como Allen Ginsberg, Gregory Corso y William Burroughs. A lo largo de los años, Whitman publicó lo que llamó “una utopía socialista disfrazada de librería”.

Hay 13 camas entre los libros, y Whitman afirmó haber recibido a unas 50,000 personas en un momento u otro, entre ellos notables como Henry Miller, Anäis Nin, Lawrence Durrell y Alan Ginsberg.

Elige cuidadosamente el barrio de tu hotel.

Investiga los veinte arrondissements (o barrios) de París e intenta conseguir un hotel en un área que te atraiga y que esté cerca de las atracciones que más deseas ver. Haz esto tanto porque hará más fácil caminar (mira el consejo n°7) como porque podría tener una mejor experiencia en un área encantadora. Quizás quieras probar con alguno con vistas a Notre Dame, puede que sea una de las partes más bonitas de París.

Viaja durante temporada baja o una vez termine la alta

París es muy popular y en verano es la temporada alta. No solo hace calor en ese momento, sino que estará muy llena y algunas de las personas menos agradables que se “ganan la vida” con el turismo (revendedores, vendedores ambulantes y carteristas) estarán en pleno apogeo. Para evitar esto, considera viajar en temporadas media (primavera u otoño) o incluso en invierno. ¡También puedes ahorrar en los precios!

Estate atento a los carteristas y las estafas actuales

Lee sobre las estafas comunes en París antes de ir. Este sitio sobre estafas a viajeros mantiene una lista actualizada para que sepas qué evitar. ¡No todas las personas que se acerquen a ti en las calles de París tendrán las mejores intenciones en mente! Si sigues algunos de los otros consejos de esta lista y evita algunas de las zonas más concurridas y turísticas, es posible que no experimente tantos de estos.

También ayuda (como en cualquier otro lugar del mundo) vestirse para mezclarse con los locales un poco y no pasear con tu mapa o una cámara alrededor del cuello; en otras palabras, no revelar de inmediato que eres un turista.

My favorite 12 of 2012: #8
Crédito de la imagen: chris.chabot License Attribution-NonCommercial License

No te arrepentirás de comprar entradas para un ballet en el Palais Garnier

Si quieres experimentar todo lo que puede ofrecer París, y además te gusta probar cosas nuevas, por unos 25€ puedes llevarte un poco de lujo parisino disfrutando de un ballet en el Palais Garnier. Sentirás una experiencia icónica en París.

Para asientos más cómodos o incluso tu propio palco, puedes darte un capricho y gastar mucho más, pero si tienes un presupuesto limitado, puedes comprar una entrada barata o incluso recorrer la casa de la ópera durante el día. Si lo pruebas, ¡podría hacer que “el verdadero París” parezca un poco más parecido al sueño que esperabas!

Esperamos que estos consejos para tu primer viaje a París te hayan sido de ayuda. Si quieres conocer otros lugares y consejos, ¡visita nuestra sección dedicada al turismo en París!

¿Qué crees? ¿Has visitado París? ¿Te sorprendió algo de la ciudad? ¿Hay otros destinos que has visitado que no estuvieron a la altura de las expectativas? ¡Cuéntanoslo!

¡Puntúa si te ha gustado!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 

 

¡Suscríbete gratis a ViajerosDelMisterio!

Recibe por correo electrónico las actualizaciones y noticias de la web, así como artículos interesantes que pueden interesarte. ¡No te pierdas nada, te avisamos!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Suscríbete a nuestro boletínTe avisamos cuando hayan nuevos recursos disponibles

¡Suscríbete y estarás al tanto de los nuevos lugares y guías de equipo de exterior que publicamos!