Copenhague, Dinamarca. La creatividad en colores

Superkilen el parque diversificado ultra-moderno

Un parque diversificado ultra-moderno en Dinamarca ha convertido toda una manzana de la ciudad en rosa eléctrico.

Superkilen

Superkilen

El Parque Superkilen de Copenhague ha transformado una parte de la ciudad en una celebración multicultural mediante la mezcla de elementos de diseño de todo el mundo con toques futuristas artísticos, incluyendo una gran vía pública que está completamente cubierta en geometría de color rosa brillante.

Situado justo al norte del centro de la bulliciosa ciudad, el parque Superkilen se encuentra en lo que se considera uno de los barrios con mayor diversidad étnica en Copenhague; un aspecto de la ciudad que el parque fue creado para celebrar.

El espacio en sí, se divide en tres zonas diferentes: Red Square, The Black Market, y Green Park. Cada parte del espacio lleva los colores descritos en sus nombres.

  • Red Square cubre una amplia pasarela pública con formas angulares de color rojo, rosa y naranja neón.
  • The Black Market consta de asfalto negro al que se da textura mediante una serie de líneas blancas ajustadas que se curvan y hacen zig-zag a través del espacio, y que se centra en un pulpo negro brillante cuya forma abstracta también actúa como un parque infantil.
  • Y finalmente Green Park es más que una serie tradicional de césped con formas y gotas de naturaleza.

Los temas principales de cada sección se presentan en un crudo motivo artístico, haciendo que parezca un parque psicodélico futurístico.

Además de los temas de diseño a gran escala, las secciones del parque están llenas de bancos, lámparas y características que han sido tomadas de más de 50 países diferentes. Hay algunos bancos importados de Brasil y una farola de Irak. Un cubo de basura de Inglaterra y un letrero de neón anunciando un salón chino. Su suma total hace que el parque cree un sentido cultural global futurista que se unen para mezclarse y chocar en un mismo espacio.

El parque Superkilen se abrió en 2012 con gran éxito internacional y sigue en pie como un símbolo de la diversidad cada vez mayor no sólo uno de barrio de Copenhague, sino de la creciente interconexión de todo el mundo. También el color rosa.

Vídeos

 

error: Content is protected !!