Copenhague, Dinamarca. La creatividad en colores

Restaurante Noma. Raíces nórdicas y locales

Restaurante Noma, un restaurante con raíces nórdicas y locales. Este cuatro veces campeón mejor restaurante del mundo sirve algunas de las creaciones alimenticias más extrañas conocidas por el hombre.

Restaurante Noma

Restaurante Noma

En 2003, el ambicioso chef danés René Redzepi abrió un restaurante en el paseo marítimo de Copenhague llamado Noma. Lo colocó en el interior de Greenlandic Trading Square, un almacén en ruinas construido en 1767 para el comercio de pescado, grasa y aceite de ballena desde Dinamarca a las Islas Feroe y Groenlandia.

Manteniendo aún su aspecto abandonado original, Noma ha sido votado como el mejor restaurante del mundo por la revista Restaurant en 2010, 2011, 2012, y 2014 y aún permanece fuerte, con una comida regular que requiere seis horas de preparación y alrededor de 500$ por persona.

¿Qué obtienes por tal precio? Para empezar, tus sentidos estarán encantados con vieiras y apio, camarón vivo, hígado de bacalao, piel de pollo y centeno, huevos de codorniz en escabeche, rábanos cubiertos de tierra, manzanas marinadas en Aquavit, tortitas de pescado nórdico, calamar crudo y algas marinas, langosta con salsa de algas marinas, pieles de ciruela cubiertas con rosas de playa picadas, y remolacha cubierta de hormigas vivas (para un sabor ácido). Ahora viene lo bueno: “moss and cep”, un plato de champiñones servido con musgo de reno frito.

Esos son sólo los aperitivos. El plato principal es aún más extraño.

Tu plato se llenará con trufa de pan plano, lojrom y castañas, un pato salvaje asado completo, ajo de textura de cuero con forma de hoja, verduras variadas con médula ósea, bayas y verduras empapadas en vinagre durante más de un año, y calamar con baya del aliso verdes. Esta obra maestra está regada con un licor de huevo del desierto, merengue hecho con abedules y helado de algas tostadas.

Quizás uno de los platos más atractivos a la vista de la noche, sin embargo, es el de ostras y algas marinas cubiertas de grosellas y suero de leche. Este manjar se sirve en las rocas, literalmente – se sirve encima de un lecho de rocas.

La filosofía que hace Noma tan famoso y extraño es el increíble compromiso basado en los principios de Redzepi de usar 100% ingredientes locales, 100% de ingredientes nórdicos – nada proveniente de cualquier lugar de fuera de la región está permitido.

De hecho, Redzepi está tan dedicado a las raíces nórdicas y locales que en el año 2017, planea reabrir Noma en medio de una granja urbana, donde los comensales podrán ver exactamente donde se cultiva su comida antes de comerla.

Algo a saber antes de ir

Para los que no pueden permitirse los $500, Noma tiene una “hermano pequeño” llamado “108” en Copenhague que ofrece precios más razonables.

Vídeos

 

error: Content is protected !!