Bomarzo: El Parque de los Monstruos

Neptuno

El Parque de los Monstruos

En la Italia del siglo XVI, la nobleza solía dejar testimonio de su grandeza a través del arte religioso. No así Pier Francesco Orsini. Él quería ser recordado de una manera completamente diferente – a través de su Parque de los Monstruos. No quería que sus monumentos agradaran – él buscaba que asombraran.

Leer más…

Parque de Vigeland – Gigantesca Obsesión en Piedra y Bronce

Vigeland Park

Parque de esculturas de Vigeland

Mencione a Gustav Vigeland a un artista noruego y posiblemente se le pongan los ojos vidriosos de cariño – él tiene un lugar especial en muchos corazones en su país de origen y en particular en la ciudad de Oslo. Allí en 1921 el escultor fue obsequiado con un edificio por la ciudad por la que iba a trabajar y vivir durante más de veinte arduos años.

Dejó tras de sí un singular parque de esculturas que sirve como un testimonio tanto para el propio artista como para el renacimiento político y cultural de Noruega.

Leer más…

The Leaping Wall y Los Lobos De Livonia en Chicago – Estados Unidos

The Leaping Wall

The Leaping Wall: Los Lobos De Livonia En El Muro De Salto

En un parque de Chicago, un trío de hombres lobo están esperando para devorar a sus hermanos caídos, el monumento se conoce como “The Leaping Wall”.

En un edificio de viviendas en el barrio de South Loop en Chicago, un pequeño parque cuenta con una inusual escultura que representa a tres lobos apoyados contra una pared de piedra. Uno está leyendo un libro mientras el cuervo mira sobre su hombro.

Leer más…

Parque Costero Hitachi: Un Paraíso Floral

Paraíso floral en el Parque Costero Hitachi

Parque Costero Hitachi, Japón

El Parque Costero Hitachi, situado en Hitachinaka, prefectura de Ibaraki, Japón, junto a la playa Ajigaura, es un parque floral y un popular destino turístico. El parque tiene una superficie de 3,5 hectáreas y las flores son increíbles durante todo el año. Cada temporada encontrarás una variedad diferente de flor eclosionando sobre el “Miharashi No Oka”, una colina con una vista panorámica del Océano Pacífico. El parque es especialmente famoso por sus nemophilas azules. Las Nemophilas son flores anuales con pétalos azules transparentes. Durante la primavera, más de 4,5 millones nemophilas azules florecen por todo el parque. El período de floración se conoce como “Nemophila Harmony” y atrae a muchos visitantes.

Leer más…

La Sala de Billar subacuática del Parque Witley

La Sala de Billar subacuática del Parque Witley

La Sala de Billar subacuática del Parque Witley

Whitaker Wright era un hombre muy rico. Había hecho su fortuna en la industria de la minería, así que cuando tuvo la idea de crear una sala de billar en su nueva finca parece lógico pensar, con estos antecedentes, que el lugar más adecuado para ella debía ser bajo tierra. No sólo eso, este excéntrico millonario decidió construir bajo el agua también. Con ventanas.

Leer más…

Parque De Los Presidentes Y Sus Bustos Gigantes Abandonados

Estatuas abandonadas en el parque de los presidentes

Los Bustos Gigantes Abandonados del Parque de los Presidentes

Las icónicas cabezas de cuatro presidentes de Estados Unidos esculpidas en la ladera de granito del Monte Rushmore, en Black Hills en Dakota del Sur, ha maravillado a millones de visitantes e inspirado a innumerables artistas. El escultor David Adickes con sede en Houston visitó el Monte Rushmore por primera vez en la década de los noventa. La visión le deslumbró, pero también lo decepcionó porque las cabezas estaban en lo alto y eran innacesibles.

Leer más…

Fliegeberg, ‘la montaña de vuelo’ de Otto Lilienthal

Fliegeberg, 'La montaña de vuelo' de Otto Lilienthal

Fliegeberg, ‘La montaña de vuelo’ de Otto Lilienthal

Una de las principales fuentes de inspiración para los hermanos Wright fue el trabajo del pionero alemán de la aviación, Otto Lilienthal, que en repetidas ocasiones y con éxito demostró las posibilidades de las máquinas voladoras más pesadas que el aire, más de diez años antes de que los hermanos estadounidenses se elevarán en el aire. Para demostrar estos vuelos, Otto Lilienthal construyó una colina cónica artificial en 1894 cerca de su casa en Lichterfelde, a unos 600 metros al norte de los límites de la ciudad de Berlín. Llamada Fliegeberg, o “montaña de vuelo”, permitió a Lilienthal lanzar sus planeadores al viento sin importar la dirección de la que venía. La colina es de 15 metros de altura y se mantiene como un monumento a Lilienthal.

Leer más…