!Ocho cuevas de hielo que te dejaran helado!
<a href='http://www.flickr.com/photos/thisisbossi/2940645702/' target='_blank'>© thisisbossi</a>

!Ocho cuevas de hielo que te dejaran helado!

!La maravilla de las cuevas de hielo!

Cuando tienes tubos de lava o pasadizos de piedra caliza debajo de la tierra, de vez en cuando una rara forma de cueva evoluciona – la cueva de hielo. Extrañas, misteriosas y a menudo peligrosas son con frecuencia difíciles de encontrar, además no son vistas por una cantidad elevada de personas. Hagamos un corto recorrido por el mágico mundo de las cuevas de hielo.

Cueva de hielo
© Jjunjent

  • Eisriesenwelt
  • Demanova
  • Serendipity
  • Crystal Ice Cave (Cueva de Cristal de Hielo), California
  • Scarisoara, Rumania
  • Kunguruska, Rusia
  • Fish Creek, Canadá
  • Tignes, Francia

Cuevas de hielo: Eisriesenwelt

Cuevas de hielo, Eisriesenwelt
© Wikimedia

El tamaño, por supuesto, no lo es todo, pero vamos a empezar con la mayor cueva de hielo en el planeta (al menos de las conocidas). Traducido del alemán, el nombre de la cueva es la ‘Palabra de los Gigantes de Hielo’ y para ser sincero, no es una exageración germánica. Cuarenta kilómetros al sur de Salzburgo, Austria, en la Montaña Hochkogel la cueva se extiende por más de cuarenta kilómetros. Sin embargo, los más de doscientos mil visitantes que la cueva recibe cada año se limitan a solo el primer kilómetro.

Cuevas de hielo, Eisriesenwelt
© thisisbossi

Esta enorme cueva de hielo se formó cuando el río Salzach creó – durante milenios – pasillos en la montaña. Uno solo puede imaginar los pequeños inicios de la cueva y maravillarse con el poder tenaz del agua. Explicar porqué se mantiene el hielo durante todo el año es bastante sencillo, durante el invierno, los vientos helados se adentran en la cueva y congelan la nieve que se ha depositado en el interior. Por el contrario, en el verano, el viento de las entrañas de la cueva sale a la entrada y asegura de que las formaciones congeladas no se derritan.

La cueva en sí fue “descubierta” en 1879 – los habitantes locales eran muy conscientes de su existencia, pero en realidad nunca habían explorado el interior. Había una razón simple para esto. A pesar del hielo – creían que era la entrada al infierno. Las cuevas de hielo son diferentes de las cuevas de glaciares (a veces la gente confunde las dos). Una cueva glaciar es una cueva que se forma dentro del propio hielo en lugar de formarse en una estructura natural ya existente.

Cuevas de hielo: Demanova

Cuevas de hielo, Demanova
© Wikimedia

La cueva de hielo de Demänovská se encuentra en el Low Tatra Valley en Eslovaquia y ha sido conocida en Europa desde la Edad Media, siendo mencionada por primera vez en 1299. Está bastante alejada del circuito turístico por lo que si te gustan los destinos un poco menos transitados podría ser ideal para una visita. Es un hecho poco conocido que Eslovaquia está llena de cuevas y esta cueva de hielo es uno de los 44 sistemas de cuevas en el pequeño país del este europeo.

Aunque la cueva era conocida, no fue hasta mediados de la década de 1800 que las cuevas se abrieron por primera vez al público. La entrada a la cueva fue modificada para hacer más fácil el descenso y hasta se construyó un albergue para dar cabida a los turistas de la época. Hoy en día están abiertos aproximadamente setecientos metros al público y el recorrido es bastante espectacular – y un poco frío.

Cuevas de hielo: Serendipity

Cuevas de hielo, Serendipity
© Wikimedia

Hay momentos en que las cuevas de hielo pueden aparentar mucho ser cuevas glaciares. Esta increíble foto fue tomada por Ian McKenzie de la Sociedad Espeleológica de Alberta en la maravillosamente llamada Serendipity. Serendipity es una cueva de hielo de piedra caliza situada en las Montañas Rocosas canadienses. Dentro de ella, los estanques de agua se congelan y crean suficiente espacio para una corta meditación. Agua helada estancada es lo que sucede cuando el agua superficial se acumula en una cueva y luego se congela. La masa de hielo transparente resultante puede ser enorme – de decenas de metros de espesor – y también puede ser de cientos de años de antigüedad.

Cuevas de hielo, Serendipity
© Cbclove

Cuevas de hielo: Crystal Ice Cave, California

¿Cuevas de hielo en California? No es exactamente lo que uno podría esperar, pero el Lava Beds National Monument (Monumento Nacional Lechos de Lava) contiene una verdadera cueva de las maravillas. Aunque hay formaciones de hielo en muchas de las numerosas cuevas de lava Beds, las de Crystal Ice Cave (o Cueva de Cristal de Hielo) son los más espectaculares – y las más raros también. Las formaciones son delicadas y, como tal, hay una cantidad muy limitada de visitantes permitidos cada año.

Cuevas de hielo: Crystal Ice Cave, California
© Ex-Mago

Durante tres meses cada año, entre diciembre y marzo, pequeñas visitas de no más de seis personas se producen todos los sábados, lo que significa que la cueva es visitada por poco más de un centenar de personas cada año solamente. Estas visitas no son para los débiles de corazón – se espera que los visitantes estén en excelente condición física, ya que también tienen que utilizar la fuerza de sus brazos para subir por una cuerda a través de una escarpada pendiente de suelo helado. También deben de ser capaces de arrastrarse a través de pequeños agujeros y tiener una buena coordinación. ¿Consideras que valen la pena los esfuerzos?

Cuevas de hielo: Scarisoara, Rumania

En medio de las montañas de los Cárpatos, esta maravillosa cueva de hielo fue descubierta en el siglo XVIII y se cree que tiene alrededor de tres mil años y medio de antigüedad. Está a gran altitud, casi mil doscientos metros sobre el nivel del mar, y tiene más de un centenar de metros de profundidad y setecientos de longitud. A pesar de las bajas temperaturas, los murciélagos y pequeños insectos habitan en la cueva.

Cuevas de hielo: Kunguruska, Rusia

Una de las ciudades más antiguas de los Urales, Kungar, es el hogar de la cueva de hielo Kunguruska. Hay más de veinte grutas en el sistema de cuevas, entre ellas las grutas Diamont y Polar. Muchas de las grutas cuentan con formaciones increíbles de hielo, desde paredes sólidas a ‘tubos de órgano’. Se pensaba que la cueva una vez protegió a un ejército durante una invasión invernal de Siberia. También hay un taller cantero en el lugar donde se explica la historia de la selenita a los visitantes.

Cuevas de hielo: Fish Creek, Canadá

La cueva de hielo Fish Creek, cerca de Calgary en Canadá, es un ejemplo de cómo la configuración de la cueva permite la convección para llevar al interior aire extremadamente frío de la superficie en el invierno, pero no en el verano. En invierno, el aire frío se asienta en la cueva, forzando al aire caliente a subir y salir fuera de ésta. En verano, el aire frío se queda exactamente donde está ya que el aire caliente es más ligero y por lo tanto no puede entrar. Esto hace que sea lo que se conoce como una trampa de frío.

Cuevas de hielo: Tignes, Francia

¿Puede una cueva de hielo estar hecha por el hombre? Tal vez si un túnel es olvidado y abandonado a su propia suerte. En Tignes, en la región de Ródano-Alpes (Rhône-Alpes) en Francia, este túnel en desuso pronto se convirtió en una maravillosa cueva de hielo.

¡Dondequiera que se encuentren en el mundo no hay duda del extraño encanto y gran belleza de las cuevas de hielo!

 

Visto en The Wonder of Ice Caves

Viajeros

Usuario "oficial" de la web ;) Apasionado de la naturaleza y los viajes.By Viajeros del Misterio en Google

Leave a Reply

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of
Menú de cierre
error: Content is protected !!
×

Carrito