La Gruta Azul de Capri
Por: <a href='https://www.flickr.com/photos/mcosta1973/8913749007/' target='_blank'>Michael Costa</a> - <a href="http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/">CC BY 2.0</a>

La Gruta Azul de Capri

La Gruta Azul de Capri

La Gruta Azul es una cueva marina situada en la costa de la isla de Capri, en el sur de Italia, es famosa por sus aguas azul brillante como de otro mundo. El resplandor fluorescente de la gruta viene de una gran apertura de la cueva bajo el agua, por debajo de la entrada utilizada por los barcos visitantes, que ilumina el agua de ésta desde abajo, como luces de neón en una piscina. Conocida desde la época de los antiguos romanos, el intenso y brillante azul de la Gruta Azul ha estado fascinando a los visitantes desde entonces.

La Gruta Azul es de 60 metros de largo y 25 metros de ancho. Las claras aguas azules descienden 150 metros hasta llegar a la parte inferior de arena. La luz en la cueva proviene de dos fuentes: una es un pequeño agujero en la pared de la cueva, precisamente en la línea de flotación, que tiene un metro y medio de diámetro, y se utiliza como puerta de entrada. La segunda fuente de luz es un agujero sumergido más grande que se extiende directamente por debajo de la puerta de entrada, que es el responsable de la mayor parte de la iluminación.

La gruta era conocida por los romanos, como lo demuestran las estatuas antiguas que se encontraron en la cueva. Se cree que la gruta fue el agujero de natación personal del emperador Tiberio, cuando trasladó la capital del Imperio Romano a la isla en el 27 d.C. En tiempo de Tiberio, la gruta fue condecorada con varias estatuas de dioses romanos que se han recuperado de la cueva y se piensa que más podrían estar esperando a ser descubiertas en sus profundidades. La gruta era conocida por los lugareños con el nombre de Gradola, pero era evitada porque se decía que estaba habitada por brujas y monstruos.

La Gruta Azul fue olvidada en gran medida hasta que fue redescubierta en 1826, por el poeta polaco August Kopisch y su amigo suizo, el artista Ernest Fries. Kopisch estaba muy impresionado por la belleza de la cueva y la describió en su libro “Entdeckung der Blauen auf der Insel Grotte Capri”. Desde entonces, la Gruta Azul se ha convertido en el emblema de la isla de Capri atrayendo turistas de lugares lejanos. Dos años más tarde, el poeta Wilhelm Waiblinger escribió una oda a ella como un homenaje a la época del romanticismo y la “vuelta a la naturaleza” del hombre. Posteriormente inspiró en 1835 la novela de Hans Christian Andersen, The Improvisatore, un éxito de ventas del siglo 19 que desencadenó un flujo interminable de visitantes del Gran Tour a Capri.

Te puede interesar  Torre Guinigi: La Torre con robles en su azotea
Traffic Jam at the Grotto

La entrada a la Gruta Azul llena de barcos turísticos.

Blue Grotto. Capri Island
blue grotto

Vídeos de la Gruta Azul de Capri

Fuentes: wikipedia / amalficoastitaly / wondermondo / amusingplanet

¡Suscríbete gratis a ViajerosDelMisterio!

Recibe por correo electrónico las actualizaciones y noticias de la web, así como artículos interesantes que pueden interesarte. ¡No te pierdas nada, te avisamos!



Viajeros

Usuario "oficial" de la web ;) Apasionado de la naturaleza y los viajes.By Viajeros del Misterio en Google

Leave a Reply

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notify of
Cerrar menú
×

Carrito